Tener una cocina blanca nunca pasará de moda, son bonitas y crean un ambiente limpio y mucho más amplio, en este espacio podrás encontrar y sentirte en equilibrio, con frescura y en armonía, es perfecto para cualquier espacio y ambiente.

Además de ser un color puro, combina a la perfección con cualquier tonalidad e incluso con cualquier material que quieras agregar a tu cocina.

¡Aquí tienes los consejos!

Paleta de colores:
juega con los colores y crea un ambiente relajado. Colores suaves para crear un estilo clásico y colores vibrantes si lo que quieres es calidez.

Rompe la uniformidad:
dale un toque diferente con elementos que te ayuden a crear profundidad o incluso un estilo moderno, nos referimos a las islas o mesas que se colocan al centro de la cocina, si ya tienes una, lo ideal es complementarla con bancos altos.

Iluminación:
no requieres de mucho, si tienes una gran ventana, eso es más que suficiente, pero si no, te sugerimos que coloques una lampara grande para iluminar todo el espacio.

Muebles:
cada mueble de tu cocina cumple una función específica, sin embargo, puedes colocar uno que sorprenda o mejore la vista, puede ser una alacena o una mesa, incluso alguna repisa que te sirva como decoración.

Paredes a contraste:
no todas las paredes de las cocinas deben ser blancas, puedes darle estilo o un toque diferente únicamente con pintar de un color distinto una de las paredes, incluso puedes colocarle un tapiz llamativo, simular piedras o crear una pared con piedras de verdad, depende tu gusto, tu creatividad y las ganas que tengas de decorar tu cocina.

Estamos seguros de que con estos consejos tu cocina lucirá increíble, echa a volar tu imaginación y dale un estilo único.